Formatos publicitarios en Internet: Look and feel y Toolbar marketing

Internet ofrece infinitas posibilidades para hacer prácticamente cualquier cosa, el caso de la publicidad no va a ser menos.

Los dos ejemplos que he seleccionado en este caso, siguen el criterio de la integración con el medio en su máxima expresión. aunque pueda parecer lo contrario, es preferible una página personalizada que una página llena de banners, adwords y sus respectivos sistemas de medición de clics e impresiones. Todos estos elementos a los que tan acostumbrados estamos son en realidad pequeños vampiros de nuestra conexión que como usuarios pagamos y otros usan para llegar a nosotros (las cosas como son, los anuncios en Internet repercuten en el bolsillo del usuario directamente).

Look and feel: este sistema permite, además de la consabida segmentación en función del target del site (como es el caso de este ejemplo de una campaña de Olay en el site Enfemenino, uno de los sites con los foros más activos entre el público femenino), a la marca embutirse en los atributos del site: confianza, reputación, fiabilidad, calidad, y segmentación percibida por el usuario (lo que convierte a un anuncio en pura información, buscada por el propio usuario). Otra de las ventajas de este formato son la exclusividad y la ausencia de usuarios que ignoren la publicidad. Es una de las inversiones más seguras en Internet, con el único inconveniente de siempre “la pasta”.

Toolbar marketing:: este es uno de esos ejemplos de publicidad unida a servicio.

Esta debería ser la dirección de la evolución de la publicidad en Internet, ofrecer servicios que faciliten la vida de lo usuarios. Conduit, son unas barras de herramientas personalizables por los usuarios, además los usuarios pueden valorar votar a las mejores, creándose una pequeña red social en torno a este servicio.

Estas barras se instalan en los navegadores FireFox e Internet explorer. Los servicios que ofrecen van acompañadas por una presencia privilegiada del logo de tu negocio, de manera permanente, hasta que la desinstalen claro, en la navegación de sus usuarios. Este servicio se renueva permanentemente ampliando la calidad de sus servicios día a día. Podéis ver multitud de aplicaciones diferentes de este servicio en YouTube. Seguro que no os dejarán indiferente.

La publicidad low cost de Take Adway: “virales a 4000 euros”

Insiste Take adway, con su curiosa propuesta de “publicidad”de bajo coste.

Prometer hacer un viral es arriesgarse a no cumplir una promesa, ya que un viral no es viral por quién lo realiza sino por todos aquellos que lo difunden, lo versionan y le dan la cobertura suficiente para hacerlo relevante para el gran público.

La propuesta de esta joven agencia es realizar a bajo coste spots para ser emitidos en Youtube, móvil o enviados vía mailing.

Merece la pena echárle un ojo al site de esta agencia. Lo primero que llama la atención es que ponen un precio a un servicio de publicidad antes de la fijación de unos objetivos concretos de un plan de comunicación. Esto echa por tierra las tradicionales teorías del marketing, pero sólo en apariencia.

Diferencias entre Take Adway y las demás agencias de publicidad:

  1. Take Adway no es una agencia de publicidad, realmente su modelo de negocio se parece más al de una agencia de medios con productora incorporada: venden soportes no planes de comunicación o de publicidad; ofrecen sus servicios a otras agencias; su producto no resuelve una necesidad comunicativa por sí mismo debe estar integrado dentro de un plan de comunicación que persiga unos objetivos concretos.
  2. Ponen precio antes de conocer los objetivos del anunciante: esto en parte es un acierto a que elimina una incertidumbre habitual en los anunciantes: ¿cuánto me va a costar esto?. En la practica los 4.000 euros iniciales están exentos de un montón de gasto añadidos que convierten el low cost en un concepto relativo.
  3. Tiene que ser realmente divertido trabajar en ella: se quedan con la parte “guay” de la publicidad, grabar spots de vídeo. La parte aburrida, de presupuestación, planificación y otros servicios menos agradecido pasan a ser resueltos a través de un formulario web.
  4. Detallan exhautivamente todos los conceptos por los que te cobran: un acierto.

El anunciante debe plantearse la necesidad real de este servicio, estoy seguro de que los chicos de Take adway encontrarán más de un motivo para convencerte de lo necesaria que es una acción en YouTube, pero piensa que su planteamiento es puramente comercial, tienen un producto y tienen que venderlo. A pesar de parecer una crítica aplaudo esta valiente iniciativa, original y creativa. Seguro que ha sitio en el mercado para empresas como estas.

No sé si funcionará o no este modelo de negocio pero hay que aplaudir el simple hecho de echarle huevos y coger una idea en la que crees y que te gusta lanzarse de cabeza a la piscina. Bravo.

Espectáculo de lo cotidiano: Youtube Live

La semana pasada ha tenido lugar el YOU TUBE LIVE , quizá para muchos haya pasado desapercibido, pero, igual que lo he hecho yo, estáis a tiempo de rememorar sus mejores momentos en el canal habilitado a tal efecto de la misma plataforma.

Me gustaría analizar aquí una cuestión que ha quedado un poco de lado a por motivos de la causa tecnológica (emisión en streaming de un canal en youtube, cientos de geeks hicieron sus apuestas las semans precedentes).

Lo que me gustaría destacar es el hecho de haber puesto a la altura que se merecen a todos esos personajes populares-anónimos que de un modo u otro se han cruzado en nuestras vidas. Este ha sido, salvo excepciones como su anfitriona, un espectáculo popular, hecho con gente corriente que es capaz de hacez cosas sorprendentes.

Por una vez un espectáculo de este tipo no resulta condescendiente, complaciente e indigno, si no todo lo contrario. La dignidad de los artististas se ha colocado a idéntica altura que la de las estrellas consumadas. En este epectáculo todos los que están se lo han ganado, no han sido invitados para ser criticados ni expuestos a a opinión pública para que los deborasen con juícios caprichosos (me refiero a los realityshows)

Youtube life ha sido la ceremonia inaugural (realmente una celebración de un hecho consumado) de un nuevo orden social en el cual la gente corriente interesa a la gente corriente, aparcando a un lado las pasiones aspiracionales que han regido nuestra sociedad hasta ahora.

Quizá me equivoque pero este es un evento que conseguirá su propio capítulo en los libros de historia del futuro.

Telecinco no entiende la red

Telecinco, contra los “piratas”. Esta cadena ha interpuesto una demanda a YouTube, el portal de vídeos propiedad de Google. Esta web difunde ilícitamente, y sin autorización, contenidos de Telecinco. En el proceso, consigue un “lucro por la explotación de derechos de propiedad intelectual e industrial”, según ha explicado esta mañana Mario Rodríguez, secretario general de la cadena.

(telecinco.es)

Y aún por encima lo celebran. Además de tergiversar términos como piratas, ilicitud etc. Deberían darse cuenta del fantástico termómetro que es Youtube, y de lo bien que les viene que la gente suba vídeos grabados de la cadena (porque los vídeos los suben personas anónimas no los responsables de Youtube – Google). En lugar de agradecerle tener estos fantásticos estudios de mercado, mucho más fiables en mi opinión que los clásicos estudios de audiencias, y con una información cualitativa impagable, no se les ocurre mejor cosa que denunciarles… en fin.

El negocio de Telecinco es emitir durante unos periodos e tiempo estables la programación que quieren, pues ya está ¿a qué viene aferrarse a una propiedad intelectual ya explotada?.

Por otra parte es muy triste que los jueces españoles estén tan desconectados de la realidad social y que no entiendan que la información abierta es un bien público de interés superior a las rabietas egoístas de los medios.

Por otra parte con esta acción la imagen pública de TV5 pasa a ser sinónimo de estaticismo, falta de innovación y conexión con su público.

Qué sigan pataleando pero Youtube no es el único sitio para subir vídeos de Internet ¿irán a por todos? Sinceramente, lo dudo.