No es lo mismo un virus pulicitario que publicidad viral

Los chicos de CP Proximity han lanzado una campaña tan curiosa como despreciable para Plaza&Janés, con motivo del lanzamiento de la que dicen es la primera novela que nace y muere en internet (la señal).

Vía Marketing News me entero del lanzamiento de un virus informático personalizable para que se lo envíes a tus amigos a modo de broma de dudoso gusto (a saber cuantos habrán optado por borrar el disco duro sin tener tiempo a enterarse de que era una broma de un amigo).

Pues la reflexión viene dada por el eterno debate ética-tecnología. Para mí es fundamental. El hecho de ser capaz de hacer algo no implica que tengamos derecho a hacerlo. ¿Acaso cuando la biotecnología lo permita jugaremos los publicistas a enviar virus de la gripe que desaparezcan a las 24 horas con la excusa de hacer publicidad? Además que clase de publicidad es esa que transmite su mensaje a base de incordiar al destinatario.

CP Proximity ha realizado un alarde tecnológico que quizás le reporte algún beneficio (tiene su mérito), pero al mismo tiempo han hecho un alarde de ignorancia (tiene su mérito conseguir las dos cosas) al no saber distinguir entre virus y viral. Un viral busca la participación del destinatario por identificación con la marca y con su mensaje. Logra que el destinatario se implique versione su mensaje con sus propios medios lenguaje, replicándolo y transmitiéndoselo a sus círculos de influencia. En este caso se trata de darle armas a ciber-gamberros con mucho tiempo libre para que molesten ¿Es tan difícil ver la diferencia?

Entender las redes sociales no es simplemente entender la herramienta tecnológica sino también las circunstancias del individuo que las configura.

Al menos espero que el libro esté bien, con la “pasta” que se habrán dejado en esta acción más les vale.

El arte de la guerra en la publicidad

Si Tzun Zu levantase cabeza seguro que le sorprendería hasta que niveles está presente el conflicto bélico en la vida del hombre… aunque bien es cierto que el ya extendía sus teorías militares a otros aspectos de la vida.

En internet tienen lugar cientos de guerras publicitarias. Unas marcas se atacan a otras, a veces a cara descubierta otras tristemente escondiéndose tras nombres “ánonimos”.

En vecindad gráfica (imprescindible blog de diseño y publicidad) nos proponen una respuesta de Dell al famoso Mac Book de Apple.

ORIGINAL

Es digno de analizar. En primer lugar como a través del humor parodian una ventaja competitiva de la competencia, anulando el valor añadido de la misma. Por otra parte la autoría, está planteado como un cortometraje con titulos de crédito inclusive, lo que da un toque familiar unido a su aspecto informal de vídeo doméstico. Tengo que investigarlo pero podria ser un viral realizado por un usuario o por la propia empresa (sería interesante descubrirlo).

PARODIA DE DELL

Solo hay que echar un vistazo a los vídeos relacionados para ver que el MacBook Air ha sido objeto de multiples parodias: ¿quién empezaría con todo esto los usuarios más o menos anónimos o fue fomentado por la acción de Dell?

Esto lleva a plantearse algunas cosillas. Por una parte que la sencillez de los anuncios de Apple los convierte en un objetivo fácil para los usuarios que se animan a parodiarlo (otra pregunta es como es posible que gente con tanta imaginación tenga tanto tiempo libre, pero en fín). A su vez esto nos lleva a nuevas dudas existenciales de la publicidad actual:
-¿ es bueno o malo que te parodien?
-¿Se puede considerar un valor añadido a la publicidad de un producto la facilidad y lo propenso que este sea a la parodia?
-¿Para evitar la parodia la complegidad en su ejecución podría ser una solución?¿Ineteresa?

No menos interesante resulta el aspecto legal, porque es difícil determinar donde empiezan delitos como la usurpación de derechos, por ejemplo en el caso de coger la misma canción para la parodia; el argumento, a fin de cuentas se trata de una copia con más descaro para promover así una reacción de simpatía. Pero se pueden detectar actividad especulativa en este vídeo de Dell. ¿Y si no se puede demostrar que fué Dell quien promovió dicha acción?. .. la verdad nunca me preocuparon los aspectos legales, pero como están ahí hay que tenerlos en cuenta. Desde mi punto de vista no hay daño a ninguna de las dos marcas así que no debería haber necesidad de tomar iniciativas legales.

Hay quien piensa que mientras hablen de tí eso es bueno. En mi opinión lo bueno es poder controlar lo que de tí se diga. Y como hablar van a hablar de tí, sobre todo si tienens x presencia en los medios, lo mejor es crear el contexto adecuado para que se desarrollen las expresiones favorbles y para que estas tengan más peso que las que no lo son.