True Story: El mejor consejo de mi vida

De verdad, os voy a contar cómo he aprendido una de las lecciones más importantes de mi vida, la cual me ha guiado en un sinfín de ocasiones.

Os pongo en contexto, por que las cosas importantes hay que explicarlas bien para que se entiendan.

Hace aproximadamente 8 años, tuve un contacto tangencial con la industria cinematográfica. Así es, una de mis primeras experiencias profesionales, fue de meritorio de dirección en la película Heroína de Gerardo Herrero. Para quien no esté familiarizado con el puesto de trabajo, se trata del chico de los recados. Básicamente puedo resumir mis funciones en: conseguir cafés con hielo (café caliente con hielo frío¡¡¡), correr, cortar calles y acompañar actores. Parece sencillo, pero no lo es, y menos cuando lo haces durante 4 meses seguidos, 16 horas al día.

El rodaje fue una experiencia increíble. Tener que tratar en el mismo día con decenas de “ex-toxicómanos” (alguno de los cuales vivió sus últimos días con nosotros), y actores reconocidos como Adriana Ozores, Javier Pereira, Carlos Blanco y todo un elenco de actores gallegos, pone a prueba la capacidad de adaptación de cualquiera. Cada día era una aventura, y como buen novato, mis ganas de aprender me llevaban a vivir todo muy intensamente. Sigue leyendo “True Story: El mejor consejo de mi vida”

La metáfora del “regulador centrífugo” en la planificación de comunicación

El regulador centrífugo es un pequeño avance tecnológico que James Watt introdujo en sus modelos de máquinas de vapor, y que podríamos considerar como un pequeño cerebro capaz de administrar la energía generada por la máquina.

Recordemos como la introducción de la máquina de vapor, permitía extraer carbón y el carbón a su vez movía la máquina de vapor. La revolución no fue, unicamente obtener una alternativa a la tracción animal, si no ser capaz de generar un sistema que se retroalimentaba. A mayor capacidad  de la máquina mayor facilidad para extraer energía.

Este sistema ofreció la base conceptual para la economía de escala, que marcó la evolución del pensamiento económico del primer mundo durante más de un siglo. Está metáfora ha arraigado tanto que resulta muy complicado justificar ante muchos expertos gestores, que una producción de cualquier cosa puede ser sostenible sin necesidad de crecer indefinidamente. Aun, cuando parece más que demostrado, que la energía que mueve la máquina se consume, en gran medida para sostener la propia máquina, y cuanto más crezca la máquina más energía necesitará, hasta que alguna de las piezas del sistema se colapse.

Sigue leyendo “La metáfora del “regulador centrífugo” en la planificación de comunicación”

Salvemos las causas

 

Estamos llegando a la muerte térmica de este fenómeno de “masas”.

Muchos os acordaréis de la aplicación “Causes” de Facebook, incluso habrá quien la siga utilizando o quien todavía no ha bloqueado los mensajes procedente de esta.

Pues bien, Causes, es realmente un caso curioso, una de las primeras aplicaciones capaces de organizar microcomunidades dentro de una universo de gente como Facebook. Recuerdo una época en la que era tan habitual o más, recibir una invitación a Causes como recibir una invitación a Eventos.

“When [Facebook’s] platform launched in 2007, we made a bet that for Causes to get above the sheep-throwing and zombie-killing noise, we needed to look like an app that was made by Facebook, as natural to use as their Photos or Events apps,” product vice president Chris Chan tells me. ”This was the right call then.” vía TechCrunch

Actualmente causes reconoce tener más de 153 Millones de usuarios, que han generado 1 billón (americano supongo) de acciones en 142 países. Si las matemáticas no me fallan, la broma sale a 6,5 causas por usuario de media. Sigue leyendo “Salvemos las causas”