La herencia de los Social Media: comunicación oral

La primera gran evolución en las tecnologías de la comunicación ocurrió dentro del propio hombre.

Una mutación del gen FOXP2, que ocurrió en el Homo sapiens hace unos 200.000 años, probablemente es el responsable de gran parte de este cambio, un cambio que ha exigido cambios a nivel neuronal y también fisiológicos a nivel de estructura de nuestras garganta.

Gen FOXP2: Evolucion humana por mutaciones por raulespert
En principio no existe ningún órgano en nuestro cuerpo diseñado específicamente para el habla, por lo que nuestra capacidad de lenguaje está condicionado por el instrumento y el uso secundario que le damos a algo destinado a otro cometido (respirar, alimentarnos, etc…)

La comunicación verbal carecía de memoria fuera del hombre. La cultura se transmitía a viva voz y la muerte accidental de un hombre sabio podía provocar la pérdida de conocimientos transmitidos durante varias generaciones.

En este momento empieza a tomar forma el concepto cultura y sociedad tal y como lo entendemos hoy en día. La necesidad de compartir una serie de códigos verbales entre actores del proceso comunicacional, era también una forma de identificación de los individuos de una sociedad frente a los de otra.

Este tipo de intercambio está condicionado por el entorno en el que se realiza, por la psicología de los agentes implicados, y por el momento temporal en el que se ejecuta.

La condición efímera de la condición oral implica la necesidad de repetición para su permanencia en el tiempo.

¿Qué han heredado los medios sociales de todo esto?

En primer lugar la necesidad de elementos de coesión entre individuos.

Identificación de cada individuo y roles.

En los medios sociales los contenidos son efímeros aunque existe memoria, la generación de nuevos contenidos es tan basta que la única manera de que un mensaje perdure en el tiempo es la repetición. La repetición, implica en muchos casos reelaboración, hemos pasado a la cultura de la remezcla como elemento de innovación.

Por ejemplo los Trending Topics de Twitter son un reflejo de esta realidad, en la que la repetición es elemento jerarquizador de la información.

La diferencia radica en la rapidez con la que esto ocurre hoy, de ahí que la fragilidad del entorno cultural, de lo que conocemos, hoy en día es incluso superior a la revolución de los medios. Ya que nuestra atención se centra en una actualidad cambiante, con lo que apenas da tiempo a que esos conocimientos deriven en un nuevo estado cultural. Esto es una apreciación personal, me da la sensación de que a pesar de manejar volúmenes de información muy superiores a los de los primeros tiempos del habla nuestra capacidad de crear nueva cultura no se ha incrementado en la misma proporción.

No estoy solo en esta línea pensamiento. Antes que yo, el sabios Zygmunt Bauman ya acuñó la expresión modernidad líquida.

Debemos ser conscientes de que vivimos en un entorno cultural sumamente frágil y volátil. Las marcas poseen la capacidad económica para insistir en modelos culturales, que serán sostenidos por la sociedad hasta que otro lo cambie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s