Patch Marketing, el servicio más vendido por las agencias de publicidad

Posiblemente no hayáis escuchado jamás el término patch marketing, pero es sin duda el servicio más vendido por las agencias de publicidad, comunicación, servicios integrales, consultores o cualquier otra manifestación del mundo del marketing.

La barrera entre marketing, publicidad y comunicación es cada vez más difusa, y también cada vez tiene menos sentido forzar esta división. El mejor ejemplo de esta tendencia son los Social Ecommerces, un modelo de negocio que requiere de un hábil manejo de todas estas artes.

Cuando llega un cliente por la puerta de una agencia suele tener en mente un objetivo concreto (aunque a veces no sea capaz de definirlo con propiedad). Desde ese mismo instante el trabajo de la agencia está condicionado, por lo que el producto es y por el mercado en el que se mueve, pero también por la idea de lo que el producto será en un futuro que el cliente posee.

Coincidiréis conmigo en que para elevar las ventas de un producto es necesario atacar muchos frentes, y que el marketing bien entendido nace con la existencia de un producto o una marca.

Finalmente a la agencia sólo le resta tomar lo dado y completarlo, con la esperanza de mejorarlo. Al estilo de un patchwork. Si pensamos es este símil, nos son revelados aspectos latentes del marketing de agencia:

-Sólo podemos cambiar la forma en la que el producto se presenta ante la sociedad (publicidad, comunicación, packaging)

-Si vamos más allá de las apariencias estaremos entrando en el terreno del cliente (en ocasiones será necesario, p.e. CRM)

-La agencia deja una huella evidente en el producto, de lo hábil que seamos dependerá que se note más o menos la mano de un tercero sobre el producto final.

-Muchas agencias diferentes trabajando en el mismo producto pueden volverlo irreconocible.

-Una misma agencia trabajando mucho tiempo sobre el mismo producto-marca, le transferirá el estilo de la agencia, ojo con no perder la esencia de la marca original (es como comprar todos los regalos de navidad en el Corte Inglés, al final el árbol queda raro por no tener papel verde rodeándolo).

-Un exceso de inversión puede ser tan negativo como la ausencia de esta. Por muy llamativo que sea el oro, forrar de oro todos tus productos no suele ser buena idea, ojo la publicidad es cara y repercute directamente en el producto o marca.

-El producto o marca se transforma al pasar por la agencia, aunque sirva para lo mismo (en la mayoría de las ocasiones)

– El mecanismo del parche implica que antes de aplicarlo algo falta. Pero también se puede poner un parche sobre algo preexistente (no duplicar trabajo es difícil).

La realidad es que cualquier cliente que acude a una agencia tiene una idea, más o menos elaborada, de lo que quiere que sea su marca, y en realidad ningún profesional del marketing es nadie para llevarle la contraria por el simple hecho de que difícilmente va a ser más experto en su mercado que el el propio cliente.

En este punto quizás merezca la pena realizar una justa definición de cliente de agencia-consultora, desde la propia perspectiva de una agencia. Las realidad del cliente:

-Su negocio puede existir sin tí.

-No te contrata para que le enseñes a hacer su trabajo, sino para que tú hagas bien el tuyo.

– Sus decisiones son indiscutibles, pregunta sólo lo que necesitas saber para hacer tu trabajo no preguntes nada que sea crítico para tus objetivos.

-Tus objetivos son los suyos, pero los tienes que alcanzar a tu manera.

Creo que es posible extraer un montón de enseñanzas de este símil a poco que pensemos en ello. Quién sabe, quizás cualquier día igual se organicen macroeventos de Patch Marketing. Nos veremos en ellos para hablar de lo mismo de siempre ;D

2 comentarios sobre “Patch Marketing, el servicio más vendido por las agencias de publicidad

  1. A mí esta otra también me gusta mucho:
    No te contrata para que le enseñes a hacer su trabajo, sino para que tú hagas bien el tuyo.

    A veces se nos olvida lo más básico, que es el respeto al cliente, blandiendo el argumento de la autoridad y del expertise. Debemos ser “intérpretes” y no jueces de nuestros clientes. La ética y la calidad vistas así parecen cosas más compatibles ¿verdad?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s