El papel actual de los medios de comunicación: una propuesta actualizada

Cada vez que un medio aparece en el mercado los demás tiemblan pensando que el nuevo medio será el germen de su desaparición. Nada más lejos de la realidad.

A lo largo de la historia se han sucedido multitud de medios de comunicación con amplios periodos de convivencia que lejos de hacerse desaparecer unos a otros, se obligan a evolucionar y a ajustar su rol en la sociedad del momento.

La escritura no supuso la desaparición de la oralidad, al igual que la imprenta no fue el fin de la escritura a mano, ni la radio el fin de la prensa escrita o la televisión el fin del cine; ni el cine el fin del teatro o de la literatura. Lo que sí ha ocurrido es que el mercado se vuelve más competitivo y el consumidor puede elegir obligando a los medios a que sean los que se adapten a sus necesidades vitales y no del revés.

Teniendo en cuenta este punto de vista evolutivo, planteo mi propuesta sobre el actual rol de los medios de comunicación:

Prensa escrita: es el medio donde la compra compulsiva tiene más efecto, estar en el lugar adecuado es la clave para llegar a su consumidor: aeropuertos, salas de espera, cafeterías, zonas de recreo… Por otra parte recuperar su papel formativo de emigrantes, introduciendo a los extranjeros en el idioma y cultura locales es digno de consideración. Lo es porque este es un segmento de población con menos acceso a otros medios, además un periódico es una guía llena de posibilidades para alguien que necesita de una orientación experta en temas locales. Su nuevo rol supone una renuncia al liderazgo en la creación de un estado de opinión determinado. No se trata de medios masivos al contrarios la clave de su supervivencia está en acertar en los nichos adecuados , fidelizando a una audiencia dispone de otras vías para obtener la misma información.

Radio: sigue siendo el medio que mejor acompaña, ya que su utilización exige de una concentración de sentidos muy inferior a otros medios. Su rol consiste en generar los ambientes sonoros adecuados para cada momento del día combinando información de actualidad y ambientación sonora (voz y música). Debe renunciar a su frustrada vocación de medio interactivo esforzándose en añadir valor como filtro de contenidos de calidad.

Televisión: junto a la radio el medio encargado de remarcar en que momento del día estamos: desayuno, comida, cena. Hoy por hoy aún goza de un lugar privilegiado en nuestras casas y sin duda a amoldado muchos de nuestros horarios a sus contenidos. Quizá me equivoque pero creo que es la responsable de que muchos de nosotros durmamos menos horas de las necesarias.

Libros: ligado a la intimidad, ya que su consumo se realiza en solitario y supone un ejercicio intelectual personal. Es un medio para aislarse del resto del mundo mediante un ejercicio intelectual: imaginación, memoria. Es el refugio, el único medio que respeta el ritmo de consumo de su audiencia, el medio que no es interrumpido por la publicidad, el medio elegido para reforzar la personalidad del lector.

Internet: respuestas, simplemente respuestas a todas las preguntas que un ser humano se puede hacer sobre el mundo sobre sí mismo. Respuestas no es sinónimo de verdad, pero realmente ningún hombre ansía más la verdad que la búsqueda de respuestas. De ahí que la perfección en el funcionamiento de este medio implicase su desaparición como medio de comunicación, ya que la expresión de la comunicación en este medio está guiada por la necesidad de la búsqueda de respuestas. Si las respuestas viniesen dadas desde un principio la comunicación desaparecería del medio.

Cine: intimidad compartida. Refuerza las emociones del espectáculo gracias al disfrute en grupo. Su modelo actual le exige un permanente alarde tecnológico para seguir atrayendo a público a las salas. Es un medio obligado a reinventarse, a ofrecer una experiencia más envolvente que la que está al alcance del público en sus hogares. Hoy por hoy el sonido es uno de los mayores atractivos de una sala de cine, lo que me lleva a pensar que no está en la imagen la evolución necesaria de este medio: olor, tacto, sensaciones térmicas…

Carteles, exterior: deben contribuir a enriquecer los espacios que ocupan. Pueden aportar desde un sentido estético a una información útil. El futuro de la cartelería viene de la mano de la impresión digital, ya no es necesario hacer cientos de carteles iguales, se pueden hacer ad-hoc para la superficie pensada. Deben ser carteles que reflejen valores del entorno que les rodea, que acompañen la vida de quien pasa a su lado, sin interrumpirla ni agredirlos con situaciones incómodas (por muy hermosos que sean los cuerpos una ampliación de unos senos no es un fondo cómodo para alguien que tiene que esperar el autobús).

Son sólo algunas ideas, quizás deseos, sobre el presente y futuro inmediato de algo tan importante en nuestras vidas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s