Influenciador: la definición del autor de este blog

Desde mi punto de vista estamos hablando de un comunicador, de alguién que busca intervenir en la opinión de otro, con el objetivo de conseguir que prevalezca su subjetividad. La autoridad de los argumentos del influenciador viene dada por el valor de sus aportaciones, de la calidad del conocimiento que ha aportado a su público, convirtiendose así en fuente reconocida y autorizada de información, opinión  y manera de hacer.
El influenciador nunca se impone, ni persuade, sino que convence. 
El influenciador valora la verdad por encima de su opinión propia. Un influenciador nunca debe temer reconocer que estaba equivocado.
El influenciador no persigue popularidad personal, pero sí persigue difundir sus opiniones y que estas se establezcan en el tejido social.
Todo podemos influir en nuestro entorno, pero el autentico influenciador lo hace conscientemente, tiene un objetivo claramente definitivo en sus comunicados. 
El influenciador no es nadie sin su público. Cuanto más inlfueyentes sea su público mejor influenciador será.
Me gusta resumir la definición en esta frase que he visto por ahí:
Influenciador es aquel que hace que las cosas pasen.
Es aquel que consigue que lo tácito se convierta en explícito. 

Después de un año de andadura de este blog, revisando estadísticas, me he dado cuenta de que muchos buscáis una respuesta del término INFLUENCIADOR. Pues bien atiendo a mi responsabilidad  os ofreceré una serie de post en los que desarrollaré multiples aspectos relacionados con este término. Este es el primero y más subjetivo de ellos,  aquí ofrezco mi definición, lo que a mi me gustaría que fuese, y en definitiva lo que defiendo en este blog. El resto de posts los podeis encontrar bajo el tag influenciador.