Ryanair…¡escándalo!

Existen tantas formas diferentes de llevar una empresa como directores existan, pero a veces las empresas se mantienen a flote por cualquier otro motivo antes que por una gestión acertada.


En cotizalia hacen un extenso retrato de Michael O´Leary el presidente de Ryan Air. 

Se adivina una personalidad megalómana, pero es inegable su talento para los negocios y su ánimo de renovar el negocio del transporte. La meta de este hombre es conseguir que los vuelos lleguen a ser gratis, consiguiendo financiar el vuelo con negocios como las tiendas de aeropuertos, alquileres de vehículos, hoteles..etc. Visionario o no lo cierto es que consiguió levantar la compañía desde muy abajo.

Y en la preprotencia es donde nacen los problemas. 

Ryan air no cuenta con una agencia de publicidad que dirija sus campañas: como recien licenciado en publicidad mi punto de vista es contrario a esta política. Es cierto que se ahorran los gastos en publicidad, pero una compañía de esta magnitud necesita dirigirse a su público de una manera profesional. No basta con saber de negocios hay que saber de comunicación, y para eso estamos los profesionales. De lo contrario, la compañía incurre en la prepotencia, en la ingenuidad del que piensa que hacer ruido y llamar la atención es lo mismo que comunicar.  Esto mismo es lo que le está pasando a la compañía con su iniciativa de cancelar los billetes comprados a través de páginas web diferentes a las de la propia compañía, aludiendo a un supuesto incremento en el precio del billete. 

Todos sabemos ir de una página a otra en internet es algo que no supone esfuerzo alguno, por lo que ha que pensar que algo encontrará el consumidor en esas páginas para preferir pagar más. El consumidor elige, ese es su poder, y negárselo es negar su propia razón de ser. ¿Qué será lo próximo?¿Decirle al consumidor a donde debe viajar?.

Es cierto que están llenando muchas páginas con noticias sobre la compañía pero ¿realmente les beneficia? Personalmente tengo mis dudas además no se ajusta a la legislación vigente. (Marketing directo)

Lo cierto es que seguramente consigan alcanzar el objetivo de desviar algunas transacciones a su web, pero el precio de esta iniciativa es deteriorar la imagen pública de la empresa, restandole seriedad y distanciando de lo que el consumidor se espera. 

Es una acción que destruye la buena convivencia de internet con esta compañía. ¿Cómo es posible que Ryan air no entienda la red y sus cambios?

Otra cuestión, que queda en el aire es si el excesivo protagonismo de su excéntrico presidente es lo mejor para en un negocio donde el cliente valora la seguridad casi tanto como el precio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s