Nils Norman y la ocupación anárquica del espacio público

Hoy he acudido a la exposición del MARCO (Museo de Arte Contemporáneo de Vigo) llamada Xeopolíticas de Animación.

En ella descubrí la interesante visión de Nils Norman. Me voy a permitir la licencia de reproducir aquí lo que dicen en el “folleto” de la exposición. Como es regalado supongo que no se opondrán a su reproducción ¿no?.

El trabajo de Nils Norman se centra en políticas, tradiciones y pensamiento utópico, como punto de partida para proponer sistemas económicos alterativos para las ciudades. Durante la última década, Norman realizó propuestas imaginativas para mejorar las condiciones de vida en las ciudades. Es el caso de Tompkins Square Park Monument to Civil Disobedience 1997, una propuesta de ocupación anárquica de las zonas verdes del barrio de East Village de Nueva York; The Gerard Winstanley Radical Gardening Space Reclamation Mobile Field Center and Weather Station (European Chapter), 2000, un trailerbicicleta con estación metereológica y fotocopiadora que funciona con energía solar, con la que pueden copiar libros; o Geocruiser. The Mother Coach. Zone: Earth 2001, una especie de ecobus que se convierte en una escultura pública móvil.

The Art of Urbanomics formula el tema de la evolución de las ciudades y más concretamente sobre los procesos de privatización y control del espacio público. En estos procesos juega un papel determinante la Xentrificación, ou redefinición del espacio público a través de los usos culturales para luego proceder a su urbanización. En estos procesos, el arte contemporáneo, a través de su presencia en los espacios públicos, se convierte en un factor esencial a la vez que totalmente determinado por el desenvolvimiento económico de las ciduades. A partir de una animación que muestra la evolución del uso de los espacios públicos, una voz en off ofrece un discurso teórico sobre los devanditos procesos.

Para no hacer demasiado pesado este post solo comento porque me impresionó esta obra. Simplemente por el planteamiento no crítico sino a basae de soluciones, utópicas sí, pero alternativas reales a los problemas. Un planteamiento que se distancia mucho de el demasiado establecido hoy en día gusto por la denuncia y la crítica. Los artistas deben cumplir su función, proyectar a la sociedad hacia otras realidades posibles y quizás deberían olvidarse de reprocharle al mundo su actual estado, entre otras cosas porque ellos, los que viven de quejarse, son los que menos acciones materializarán para cambiar las cosas. Por eso admiro a este artista que plantea una utopía pero también un cambio posible. Y dicho sea de paso la crítica también está presente, pero en un segundo plano del discurso.

Visitar este link seguro que no os abrirá la mente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s